Salvos Por Gracia TV

Noticias Cristianas

Salvos Por Gracia TV

Los cristianos obligados a huir de Níger debido al extremismo islámico

Hace poco más de un mes, grupos yihadistas comenzaron a imponer una nueva ley en pueblos de la región de Tillabéri, situada en las fronteras de Níger y Burkina Faso. Los extremistas intimidaron a los residentes del pueblo de La Tapoa y anunciaron que, a partir del 16 de abril, todos los niños mayores de 15 años que se negaran a convertirse al Islam serían obligados a pagar jizya, una multa basada en la Sharia a las minorías religiosas en los territorios controlados por ellos. Radicales musulmanes.

“Los yihadistas nos sacaron del pueblo y nos ordenaron seguir su religión, pero dijimos que eso nunca sucedería. Luego nos exigieron que pagáramos 50.000 francos o debíamos abandonar el pueblo”, informó el pastor Yalitchoi, un testigo local.

Según contactos locales de Puertas Abiertas, se ha notificado a todos los pueblos cercanos que deben convertirse al Islam si quieren seguir viviendo en la zona. Quien incumpla la norma deberá pagar una multa de 50.000 francos (aproximadamente 80 dólares). Sin embargo, incluso después de pagar la multa, los residentes se verán obligados a vivir como esclavos y los yihadistas se convertirán automáticamente en propietarios de todas las tierras de la región. Aquellos que se nieguen a permanecer en el pueblo podrán salir, pero sólo con la ropa puesta, sin autorización para llevarse ninguna pertenencia.

Hasta ahora, los extremistas ya han impuesto la nueva ley en otras seis aldeas de la región de Tillabéri. El 2 de mayo, aproximadamente 357 cristianos comenzaron a huir de estas aldeas y ahora viven como desplazados internos en la ciudad de Makalondi y otras partes del interior de Níger. “Como nos obligaron a salir, llegamos aquí sin nada, ni siquiera tenemos comida. Es difícil encontrar un lugar donde refugiarnos”, dijo el pastor Yalitchoi.

La situación de los cristianos desplazados es desesperada. Muchos viven bajo los árboles para protegerse del sol abrasador. “Se acerca la temporada de lluvias, lo que hará la vida aún más difícil para los desplazados internos en Níger”, informaron los socios locales de Puertas Abiertas.

En los últimos años, las condiciones de seguridad en Níger se han deteriorado significativamente. La violencia extrema ha afectado a los cristianos de los países vecinos, como Nigeria, Burkina Faso y Mali, en el África subsahariana. Los grupos armados siguen estableciendo bases en la región y organizando ataques recurrentes. Desde 2017, el gobierno de Níger ha declarado el estado de emergencia en algunas partes del país debido al avance de los extremistas. Los socios locales hacen todo lo posible para acompañar y ayudar a los cristianos, pero el acceso a las zonas rurales se vuelve cada vez más difícil.